tomatis tomatistomatistomatistomatistomatistomatis

info@tomatismexico.com

tomatisHOME tomatisCONTACTO CDMX JALISCO

MÉTODO NOSOTROS ÁMBITOS DE
APLICACIÓN
PROCESO
TERAPÉUTICO
CUESTIONARIO FAQS
El apoyo
familiar es muy

importante

tomatis

Hendrik Luna Pérez

1 año 3 meses

Epilepsia y rasgos autistas

“Hendrik fue un pequeño adelantado a su edad, desde recién nacido nunca tuvo este aspecto, el era corpulento, vivaz, risueño y muy pronto logró sostener su cabeza; a los dos meses ya disfrutaba estar de pie y dar pequeños saltitos. Asimismo logró balbucear a corta edad y repetir una tonada, de hecho siempre tuvimos idea de que caminaría y hablaría muy pequeño: sorprendía la manera en la que jugaba con su sonaja y que a los dos meses tomaba una mamila pequeña con sus manos. Continuó su desarrollo, sin embargo a los 6 meses que tenía que comenzar a sentarse con apoyo y permaneces boca abajo no lo lograba, hasta se observaba cierta molestia en él ante este tipo de estimulación. Observamos que poco a poco comenzó a perder la sonrisa, (10 meses) la mirada no la sostenía, no interactuaba, no jugaba con sus juguetes (poco interés) solo le gustaba jugar en el brincolin y mecerse en el porta bebe con la mirada fija y comenzó a cerrar y tallarse los ojos con mucha frecuencia. No tenía interés por desplazarse (ni gatear, ni caminar, ni siquiera la andadera). A los 11 meses gracias a una estimulación constante en casa, con agua y juguetes logramos que se sentara (abuela).

Preocupados por su poco interés por desplazarse y su poca coordinación cuestionábamos al pediatra y siempre comentaba que era normal, que simplemente era flojo, a fin de cuentas y por tanto insistir lo canalizó al CREE del DIF para recibir terapia física, lo iniciaron desde el arrastre, sin embargo no hubo muchos logros, no se arrastro; lo pasaron a gateo y tampoco. Sentíamos que pese a los esfuerzos y a la estimulación no tenía avances. Al año de edad decidimos acudir a un Pediatra en la ciudad de Puebla; él lo revisó de todo, hizo una extensa entrevista y finalmente lo canalizó al Neuropediatra, este a su vez solicitó estudios de tiroides, tomografía, electroencefalograma con mapeo y biometría, así como también una evaluación por parte de una psicóloga que hizo una valoración después de 6 horas o más de entrevista. Con todos los resultados se arrojo el diagnóstico. Todos estábamos sorprendidos con el diagnóstico y también consternados y sumamente tristes, parecía increíble que nuestro pequeño estuviera sufriendo tanto, ahora comprendíamos muchas cosas, que no podía dormir, se despertaba en la madrugada llorando, no lograba muchos avances en su desarrollo. Sin embargo nos armamos de valor y con la familia tan positiva nos pusimos a buscar todas las maneras posibles de ayudarlo. Yo en especial como madre jamás compre la idea del autismo y hasta este momento no lo acepto.

Buscamos información y encontramos tantas cosas, la alimentación, células madre, productos como el MMS, la cámara hiperbárica, terapia conductual y el hecho de que toda su vida tendría que tomar medicamento. Todas estas teorías las teníamos de forma aislada y realmente era información confusa. Regresamos a Tuxpan con el diagnostico y lo comentamos con su terapeuta. A lo cual ella nos comentó que tenía un sobrino con el mismo diagnostico que Hendrik y que estaba acudiendo a un centro llamado Tomatis, donde le estaban ayudando mucho y que el pequeño estaba teniendo muchos avances. Donde también tenían apoyo aparte de la terapia de especialistas que cuidaban la dieta, y sobre todo en donde se sintió acogida y apoyada para ayudar a su hijo. Desde la primera platica con la consultora se me despejaron muchas dudas, sentimos que poco a poco teníamos una esperanza de que nuestro hijo estaría mucho mejor: Aunque económicamente no teníamos recursos, decidimos buscar la manera de conseguirlo, porque con esa platica tuvimos la certeza y estábamos convencidos de que el bebe saldría adelante.

Y así iniciamos la terapia , desde el tercer día nuestro hijo era otro, sostenía la mirada, se interesó por desplazarse y con el transcurso de los días mejoró aun más, su coordinación motriz gruesa se desarrollo logrando alternar ambos pies, su curiosidad aumento ya que ahora se desplaza por toda la casa y explora lo que le interesa; Socialmente tienen mayor interés por las personas, se ríe con las personas y balbucea para comunicarse si tiene hambre, si quiere dormir, si necesita cambio de pañal; dice papá, mamá , agua, se logra sostener de pie, se interesa por sus juguetes y los saca. Y lo que no compra todo el oro del mundo es su afectividad hacia sus padres y familia, sus abrazos y que ahora tiene mucho contacto físico; Logramos cargarlo de frente y que él se sostenga con piernas y brazos de forma cariñosa.

Aquí en el centro Tomatis Tuxpan no solo nos brindan salud para nuestro hijo, las consultoras y terapeutas poseen una calidad humana, y el apoyo que nos brindan en otros aspectos, la información para mantener sano a nuestro hijo es un valor agregado. Tenemos fe y la confianza de que sus avances serán mucho mayores y así como su rostro y alma ha vuelto con nosotros, lograremos que sea solo un mal sueño lo que él ha vivido.

tomatis Ángel Gabriel
Espectro autista, hiperactivo con déficit de atención

Ángel Gabriel fue diagnosticado como espectro autista, era hiperactivo, con déficit de atención, no fijaba la mirada, se aislaba, tomaba medicamentos para tranquilizarlo y pudiera aprender, peros fue contraproducente, parecía drogado y no se logró nada. Iniciamos Tomatis hace un año y cuatro meses. Poco a poco empezamos a notar cambios favorables en el, dejamos el medicamento. Ángel se integra a sus compañeros, juega con ellos, se enoja. Ríe, baila, disfruta la vida y toma sus propias decisiones, está atento a su entorno, le gusta pasear, muestra intereses al tomar sus terapias, a su maestra, sigue instrucciones, arma rompecabezas. Es un niño ordenado, por las mañanas revisa su lunch, aun no se ha desarrollado el habla, pero se da a entender.

Gracias a Tomatis estamos recuperando a mi hijo que vivía en su mundo, actualmente está integrado a su familia, nos muestra amor con abrezas y besos, es maravilloso.

tomatis Jennifer

17 años

Autismo

Me llamo Nuri, mamá de Jennifer: es una señorita de 17 años de edad y le detectaron Autismo cuando tenía 1 año. Ella tiene más o menos 8 meses tomando la terapia en Tomatis, yo junto con ella. Jennifer estaba como ausente, ya que le pedíamos algo y no teníamos respuesta alguna, casi no sonreía, no habla y muchas cosa más. Lo realmente importante es que en estos pocos meses se ha logrado que obedezca ordenes, que sonría más, es más social con todos, más segura al caminar, al comer sola, es menos nerviosa, la verdad es que ésta terapia es hermosa ya que mi hija y yo estamos más unidad y conectadas emocionalmente.

RECUERDEN: es muy importante tomar la terapia junto con nuestros hijos, es la mejor manera de comprenderlos y apoyarlos. Dense esta gran Oportunidad!!!

tomatis José y Gaby
Mejora de motricidad y concentración. Timidez

“El Tomatis ayudo a mis hijos muchísimo, a una la ayudo a vencer sus miedos y su timidez, pero a mi otro hijo lo a ayudado en todo: mejoró su motricidad, concentración, su lenguaje, lo ayudo a estructurar mejor sus pensamientos así como mejoró su control de impulsos.

Para mí el Tomatis fue un cambio muy favorable en mis hijos, como en nuestra dinámica familiar.”

Sra. Gaby, mamá de José y Gaby

tomatis Renata

6 años

Madurez emocional

Renata, mi hija de 6 años es una bendición de Dios, ya que después de 18 años de mi primer hijo Alfredo, llegó ella a nuestras vidas. Por lo mismo toda la atención ha estado centrada en ella, por lo cual era una niña mimada, poco sociable, con poco vocabulario, berrinchuda y muy apegada a su papá y a mí. Cuando nos enteramos hace un año y medio que se abría Tomatis en Tuxpan, la llevamos para una prueba inicial porque inquietaba su manera de hablar y de expresarse, al hacerle las pruebas, nos comunicaron que le iba a servir mucho, tanto para el lenguaje como para su madurez emocional. Con gran placer les cuento que después de tres fases (tres semanas cada una) y dos talleres (15 días cada uno), mi hija ya habla mucho más fluido, es una niña altamente sociable, desenvuelta, y segura de sí misma. TOMATIS también nos ha ayudado a que ella comprenda y se le faciliten las tareas escolares, también hemos notado mucha mejoría en su coordinación motora.

GRACIAS TOMATIS, porque sabemos que esto no es instantáneo, y seguiremos viendo avances día con día, gracias por el cariño, paciencia y dedicación que le han dado a mi hija desde su directora Martha Rodríguez y todo su excelente equipo, ella se siente sumamente contenta de estar en TOMATIS y con un gran cariño y aprecio para todas ustedes. Una y mil veces gracias Tomatis Tuxpan, por todos los avances de mi hija Renata.

tomatis Víctor

“Yo, como mamá a partir de que mi hijo empezó a tomar estos programas de Tomatis, he visto mucho avance escolar, ha madurado bastante a mi parecer. Él es muy dócil y tranquilo pero se distraía mucho, hoy a casi un año ha levantado su rendimiento y se ve más seguro de si mismo, cuando antes yo tenía que pasarme toda la tarde sentada junto a él para que hiciera su tarea, hoy después de comer agarra su mochila y se encierra en la recámara para hacerla, sin necesidad de que le esté apurando, solamente donde tiene duda viene y pregunta.

La verdad, como mamá me siento satisfecha con la respuesta de mi hijo.”

Sra. Nancy mamá de Víctor

tomatis

9 años

t.d.a.h.

“Es para mi un placer poder compartir la experiencia de que mi hijo haya recibido tratamiento en Tomatis de Tuxpan. Es un niño de nueve años de edad diagnosticado clínicamente con t.d.a.h. desde que tenia seis años, estuvo en varios tratamientos, que en su momento parecian acertados y definitivamente el niño mejoro como se esperaba, y fue dado de alta por la psicologa que lo atendia con la aprobación del neuropediatra, esto sucedio el año pasado, sin embargo habia un area que es la de expresión, en la cual le costaba mucho trabajo expresar sus sentimientos y necesidades, aunque no tenia problema con hacer amigos no podia conservar sus relaciones, pues siempre estaba enojado y decia que todos lo molestaban por lo tanto su vida social era muy escasa, presentaba un pensamiento de fantasia nada funcional en la vida cotidiana. Precisamente hace un año aprox. Entro a tomatis y esta por cursar el tercer taller. En este momento es mucho mas relajado (llego a presentar tics, que han desparecido por completo), ya tiene amigos y las reuniones sociales ya no terminan en tragedia, ha aprendido a defenderse de los ataques verbales de otros niños, y en general lo veo disfrutar su infancia como cualquier otro niño. La maestra de su grado escolar fue la primera que noto el cambio en su conducta con sus compañeros y me lo hizo saber hace como tres meses, ya estudia solo para sus examenes y obtiene buenas calificaciones, ha adquirido mayor confianza y seguridad. MUCHAS GRACIAS!! SRA. YCL.

Hemos visto un gran cambio en nuestro hijo adolescente durante su terapia en Tomatis. Nuestro hijo cambio en su estado de animo, es mas participativo tanto en el entorno familiar como en el escolar; controla mas sus emociones y sentimientos, es paciente y mucho mas tolerante. Esta mas receptivo a todo tipo de ayuda. Saludos”

Claudia y Jesus

tomatis tomatis
CONSEJOS
para padres
tomatis tomatis
TESTIMONIOS
Tomatis
tomatis tomatis
PREGUNTAS
frecuentes

TOMATIS® MÉXICO

ÁMBITOS DE APLICACIÓN

tomatis

TOMATIS® MÉXICO
RECOMIENDA

tomatis Adquiérelo con descuento
info@tomatismexico.comtomatistomatistomatis | AVISO DE PRIVACIDAD | TOMATIS ® MÉXICO 2016  |  Todos los derechos reservados